Estalla nuevo conflicto en Sidor por mal cálculo salarial: empleados están de brazos caídos

 

Una nueva protesta han comenzado los trabajadores de Sidor, en el estado Bolívar, debido al incumplimiento de acuerdos establecidos con las autoridades y el mal cálculo del salario que fue depositado en la primera quincena.

Por Corresponsalía La Patilla

La molestia de la clase trabajadora comenzó la noche del viernes 13 de mayo, cuando vieron el monto que la estatal depositó en sus cuentas. De acuerdo con empleados que hablaron con La Patilla, la cantidad devengada fue menor a la que recibieron la quincena pasada.

Por eso decidieron comenzar una protesta de brazos caídos, es decir, asistirán a sus áreas de trabajo y mantendrán las condiciones mínimas de la planta, pero ejercerán presión dentro de la industria para que la directiva de la estatal escuche sus reclamos.

“Por ejemplo, en la quincena pasada los compañeros cobraron 900 bolívares y ahora solo les pagaron 400. Los que están desincorporados salieron peor, porque habían cobrado 500 y ahora solo 250 bolívares”, relató Jean Franco, un obrero de Sidor y dirigente de la corriente sindical Unidad en la Coincidencia.

Franco agregó que trabajadores de Bauxilum, Ferrominera y Venalum, también se sumaron a la protesta porque la queja es general. “Es muy impactante este mal cálculo y por eso está otra vez la protesta de brazos caídos. Además estamos exigiendo que se liberen los listines de pago, para que se pueda visualizar el salario básico e integral del trabajador”, declaró.

Cabe destacar que durante las últimas dos semanas, Juan Arias, el ministro de industrias del régimen de Nicolás Maduro, ha estado en Guayana haciendo visitas en las industrias, pero eso no se ha traducido en mejoras para los obreros. La protesta que recién iniciaron en Sidor es una muestra de que el descontento persiste.

“Además, hay dirigentes que son afectos al gobierno y andan detrás del ministro rindiéndole pleitesía y no exigiendo que se cumplan los derechos nuestros. Nosotros repudiamos eso y no podemos permitir que esos sindicalistas sean la voz de los trabajadores porque ellos no van a defender nuestros derechos”, aseguró Franco.

Cabe destacar que durante la primera ola más fuerte de la pandemia del coronavirus, Sidor desincorporó a por lo menos 5.000 empleados bajo el argumento de la cuarentena. “Y ahora que terminó la cuarentena no nos quieren incorporara a nuestros puestos. Hay una preocupación muy grande porque lo único que pedimos es que estos compañeros ingresen a la planta, para ellos poder tener una normalidad en el salario. Los empleados no son culpables de que la compañía no tenga transporte ni que haya desinversión”, enfatizó.