Panamá alertó en la ONU que migrantes “arriesgan sus vidas, enferman y mueren” en la selva del Darién

Varios jóvenes caminan en la selva del Darién en Panamá, no lejos de la ciudad portuaria colombiana de Capurganá, el 25 de junio de 2021. (David Hernández para VOA)

 

 

 

El vicepresidente de Panamá, José Gabriel Carrizo, denunció ante la Asamblea General de la ONU, en Nueva York, la crítica situación que viven los migrantes y refugiados que cruzan la peligrosa selva del Darién.

Por Monitoreamos

“Miles cruzan a diario la selva del Darién en la frontera con Colombia. Una travesía peligrosa y hostil donde arriesgan sus vidas, enferman y mueren”, advirtió.

Carrizó explicó que “no se trata sólo de una migración en tránsito” sino que “incluye y también esconde a organizaciones criminales que se dedican al nefasto negocio del tráfico de personas”.

Frente a esto, aseguró que su Gobierno ha adoptado “una política de Estado para la atención y ayuda a los migrantes, con un alto sentido de solidaridad y humanidad”.

Sin embargo, subrayó que “las posibles soluciones a esta dolorosa y lamentable situación incluyen a los países de origen, en los cuales la pobreza y la marginación social determinan la migración irregular, así como a los que somos receptores de este tránsito, y muy especialmente a los países de destino”.

Para seguir leyendo, clic AQUÍ.