La crisis económica llevó al cierre de la última sede de la librería Alejandría II en Caracas

La crisis económica llevó al cierre de la última sede de la librería Alejandría II en Caracas | Foto: Lenys Martínez

 

El lunes 3 de octubre corrió por las redes sociales una información que sacudió a lectores y escritores. La librería Alejandría II anunciaba una liquidación total de su mercancía por cierre.

Esto es un golpe para la cultura venezolana, para la educación, entretenimiento y aprendizaje a través de los libros que ya no estarán en las estanterías de esta otrora prestigiosa cadena de librerías en el país.

Por Lenys Carolina Martínez | Radio Fe y Alegría Noticias

Alejandría tenía cuatro sedes: una en el estado Mérida y tres en Caracas (una en Plaza Venezuela y dos en la urbanización Las Mercedes). La única que quedaba –ubicada en el Centro Comercial Paseo Las Mercedes-, se despide. ¿La razón? La situación económica de Venezuela. Pese a la dolarización y el maquillaje de una presunta “mejoría” en algunos niveles. No es el caso de Alejandría.

El equipo de Radio Fe y Alegría Noticias conversó con su dueño, César García, quien expresó que el cierre de este espacio para la lectura es “consecuencia de un proceso de deterioro continuo en el mundo de las librerías” y que asumieron la responsabilidad económica por el aporte cultural y también por “la lucha contra la barbarie”. Sin embargo, actualmente es insostenible que Alejandría continúe con sus puertas abiertas.

García indicó que la primera sede en cerrar fue la de Mérida hace dos años. Era la única que existía en esa ciudad. Duró 25 años. No obstante, terminaron regalando los libros porque era más costoso trasladarlos hasta Caracas. Pero no solo cerró esa sede, sino con ella, el oficio del señor Luis, el librero. “Luis es una figura excepcional, importante y valiosa en el mundo del libro”, dijo César García

“La decisión que estamos tomando es a consecuencia de la situación económica que vive el país. Me ha golpeado financieramente y también a mis empresas (cuatro plantas ubicadas en Caracas, Guarenas, Guatire y La Yaguara)”. García informó que en sus cuatro empresas trabajaban 1.000 personas y ahora quedan 14. “Sin contar el personal de las librerías. Éramos 40”.

Adicionalmente, resaltó que la crisis económica se agudizó con la llegada de la pandemia por el COVID-19.