Bélgica se quemó en su propio infierno

El defensor belga #05 Jan Vertonghen y el mediocampista belga #06 Axel Witsel reaccionan después del partido de fútbol del Grupo F de la Copa Mundial Qatar 2022 entre Croacia y Bélgica en el estadio Ahmad Bin Ali en Al-Rayyan, al oeste de Doha el 1 de diciembre de 2022. (Foto por OZAN KOSE / AFP)

 

 

 

 

 

Bélgica, la selección número dos del ranking FIFA y catalogada como una de las principales candidatas al título antes de la Copa del Mundo, fue víctima de su propio infierno y quedó fuera del certamen tras una serie de malos resultados que concluyeron con un empate a cero goles frente a Croacia, quien sí cumplió con su misión y avanzó a la siguiente ronda.

Lucho Suárez // lapatilla.com

Sin su capitán Eden Hazard, quien inició el duelo desde el banquillo por presuntas molestias, los “diablos rojos” comenzaron el partido dependiendo de sí mismos y con un ojo en Marruecos.

La desconcentración mermó la capacidad del cuadro dirigido por Roberto Martínez, quienes durante gran parte de la primera mitad sufrieron los embates del equipo liderado por Luka Modric.

Incluso, el combinado croata estuvo a punto de sumar mediante una pena máxima, pero la misma fue anulada por el principal tras revisar el VAR. Sentenció una polémica posición adelantada previa a la jugada que concluyó en penal.

Quemados en su propio infierno

El mediocampista belga #07 Kevin De Bruyne cabecea el balón ante el mediocampista croata #08 Mateo Kovacic durante el partido de fútbol del Grupo F de la Copa Mundial de Qatar 2022 entre Croacia y Bélgica en el estadio Ahmad Bin Ali en Al-Rayyan, al oeste de Doha el 1 de diciembre de 2022 (Foto de OZAN KOSE / AFP)

 

 

 

 

 

La Copa del Mundo sirvió como palestra para descubrir los males del vestuario rojo. Comentarios e indirectas ante medios de comunicación, malas conductas y peleas internas protagonizaron el torneo de un equipo el cual no era discutido por su talento futbolístico.

Sumando que los resultados no fueron favorables y el empate les sabía a derrota,.

En el otro partido, el cuadro marroquí hizo su trabajo y superó en simultáneo 1-2 a Dinamarca, consiguiendo el liderato del grupo F y el pase a la ronda de octavos.

Cambios tardíos y mucha, pero mucha mala suerte

El delantero belga #09 Romelu Lukaku (R) patea el balón durante el partido de fútbol del Grupo F de la Copa Mundial de Qatar 2022 entre Croacia y Bélgica en el estadio Ahmad Bin Ali en Al-Rayyan, al oeste de Doha el 1 de diciembre de 2022. (Foto de Chandan KHANNA / AFP)

 

 

 

 

 

En la segunda mitad, Roberto Martínez recurrió al banquillo y dio la oportunidad a un Romelu Lukaku que tuvo más de tres oportunidades de sumar en el marcador para los belgas, pero la suerte no estuvo de su lado.

A 10 minutos para el final, Martínez ingresó a su capitán, Eden Hazard. Un cambio discutido y silbado por la grada debido a lo tarde que el seleccionador hizo la modificación.

El mediocampista del Real Madrid ofreció vértigo y claridad al ataque rojo durante el poco tiempo que participó, e incluso otorgó un pase magistral a Lukaku, pero el delantero no pudo concretar el tanto estando abajo del arco croata.

Con el pitido final, las lágrimas se hicieron presentes en un combinado que prometía dar alegrías y espectáculo, pero que “murió” víctima de su propio infierno.

Con este empate, Bélgica se quedó fuera de la Copa del Mundo, mientras que Croacia obtuvo su pase como segunda de grupo tras la victoria marroquí sobre Dinamarca.

Captura soccerway.com