El plan improvisado que evitó que los nazis robaran la Copa del Mundo

Getty Images

 

Ottorino Barassi escuchó a la Gestapo tocar a la puerta de su casa en Roma. La acción no lo sorprendió, pues el funcionario italiano de la FIFA sabía que las fuerzas nazis buscaban sumar a sus arcas un objeto invaluable. Barassi sabía que el robo de la Copa del Mundo estaba en marcha y solo él podía impedirlo.

Por: Muy interesante

Los nazis que querían la Copa del Mundo

Durante el apogeo de la Segunda Guerra Mundial, el ejército alemán hurtó y se adueñó de trofeos, tesoros y obras de arte. No sería atrevido pensar que toda pieza valiosa estaba en la mira de los enviados del Tercer Reich.

Ante esto, la Federación Italiana de Futbol decidió resguardar la Copa del Mundo en una bóveda del banco de Roma. Sin embargo, Ottorino Barassi –vicepresidente italiano de la FIFA– nunca estuvo del todo convencido que la institución bancaria protegería el preciado trofeo. Sin decirle a nadie, una noche entró a la caja de seguridad del banco, sustrajo el objeto dorado y se lo llevó a casa.

Puedes leer la nota completa en Muy interesante