Jefe del Consejo Europeo pide a China “influenciar a Rusia” para que termine guerra en Ucrania

FOTO DE ARCHIVO: El Presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una conferencia de prensa final de la cumbre de la UE en Bruselas, Bélgica, el 16 de octubre de 2020. Olivier Mattys/Pool vía REUTERS

 

 

 

 

 

 

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, aseguró hoy en Pekín que “China puede influenciar a Rusia” para que respete las fronteras internacionales en la guerra de Ucrania y no realice amenazas nucleares.

Michel, que realizó una visita de un día a Pekín para entrevistarse con el líder chino, Xi Jinping, dejó claro que confía que la posición de miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas le otorga a China la “posibilidad de usar su influencia” con Putín.

“Todos compartimos una responsabilidad en pos de la paz, y desde el respeto a la carta de principios fundamentales de la ONU, le insté al presidente Xi a usar en la próxima cumbre en abril entre la Unión Europea y China su influencia en Rusia”, agregó.

A su vez, Michel aseguró que Xi le dejó claro que China “no le está proveyendo armas” a Rusia, y manifestó que el país asiático considera las amenazas nucleares realizadas por Putín como algo “que no es aceptable”.

“Con Xi hablamos de que en las próximas semanas, toda la comunidad internacional, con China incluida, debería usar todas las herramientas posibles para convencer al Kremlin y a Rusia para que acaben con la guerra y respeten las fronteras de Ucrania”, declaró Michel.

El mandatario europeo, que aprovechó su comparecencia para mandar un mensaje de condolencias por el fallecimiento el día de ayer del antiguo presidente de China, Jiang Zemin, también confirmó que durante su reunión con Xi se trató el tema de las recientes protestas por la política china de ‘covid cero’, que implica confinamientos de ciudades y campañas de PCR masivas.

“Para la Unión Europea el derecho de reunión pacífica es un derecho importante garantizado por instrumentos internacionales y las constituciones nacionales”, afirmó el presidente del Consejo Europeo, que invitó a China a reanudar los foros sobre derechos humanos con el organismo europeo.

“Yo creo en el poder del diálogo” declaró en la conferencia realizada en la Embajada de la Unión Europea en la capital del gigante asiático, y aseguró que las farmacéuticas europeas están “preparadas para proveer vacunas si las autoridades sanitarias de China las aceptan”.

En la rueda de prensa virtual celebrada en la tarde de este viernes, Michel afirmó que le pidió a Xi que ambas partes deberían “conversar sobre dónde podemos trabajar mejor conjuntamente” y a su vez “discutir y gestionar nuestras diferencias”.

En el apartado del comercio, Michel destacó que las compañías e inversores europeos “necesitan más reciprocidad” y un “balance adecuado”.

“Del lado europeo el acceso al mercado sigue siendo muy abierto, mientras que, en China, muchos sectores permanecen mucho más cerrados”, denunció.

Respecto a Taiwán, el mandatario europeo reafirmó la defensa por parte de la Unión Europea del principio ‘Una sola China’, dejando claro que es en beneficio de la “paz y la estabilidad” en el Estrecho por el que navega el “40 % del comercio de la UE”.

Michel ha acudido a Pekín solo, sin estar acompañado de una delegación más grande de representantes del Consejo o la Comisión Europea.

La visita se produce tras el reciente viaje a Pekín del canciller alemán, Olaf Scholz, y del encuentro del líder chino con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en la cumbre del G20 en Bali (Indonesia).

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE abordaron el pasado octubre cómo enmarcar la relación con China en el futuro, un debate en el que coincidieron en que habrá que defender los derechos y libertades fundamentales europeas e “introducir más reciprocidad” en las relaciones económicas con Pekín.

Ese debate tuvo lugar sobre la base de un nuevo documento preparado por el Servicio Europeo de Acción Exterior que apuntaba a que China “se ha convertido en un competidor global aún más fuerte para la UE, Estados Unidos y otros socios afines”, por lo que “es esencial evaluar la mejor manera de responder a los desafíos y oportunidades actuales”.

EFE