Rolex ingresará al mercado de los usados y certificará la autenticidad de relojes de segunda mano

Relojes usados del fabricante suizo Rolex son vistos en una tienda en Zúrich (REUTERS/Arnd Wiegmann)

 

Rolex S.A. comenzará a emitir certificados de autenticidad a los distribuidores autorizados que venden sus relojes de segunda mano, en una medida que dará a la empresa suiza una mayor supervisión de sus productos y sacudirá el mercado de USD 20.000 millones de relojes de lujo de segunda mano.

Por Infobae

El distribuidor suizo Bucherer será el primero en comenzar a vender relojes Rolex de segunda mano certificados como auténticos por la empresa en tiendas de toda Europa, dijo Rolex en su sitio web.

Otros distribuidores autorizados de Rolex podrán empezar a participar en el programa en la primavera boreal de 2023. Rolex dijo que solo certificará los relojes que tengan al menos tres años de antigüedad en un esfuerzo por disuadir a revendedores que venden relojes nuevos a precios superiores a los de venta al público.

La decisión de autentificar sus propios relojes de segunda mano supone un cambio significativo para Rolex, cuyos relojes dominan las ventas de segunda mano en distribuidores y en línea. Se espera que el mercado de relojes de lujo de segunda mano crezca hasta USD 35.000 millones para 2030, según Deloitte.

Hasta ahora, Rolex no se encargaba de autentificar o rastrear sus productos una vez vendidos a su red de distribuidores. El programa también ayudará a evitar las falsificaciones.

Los distribuidores no autorizados que venden relojes de segunda mano en persona y en línea, así como las casas de subastas, no podrán participar.

Un logotipo del fabricante de relojes suizo Rolex aparece en la exposición Relojes y Maravillas en Ginebra, Suiza (REUTERS/Denis Balibouse)

 

Otros fabricantes de relojes suizos ya han certificado relojes de segunda mano. Los relojes Rolex representan la mayor parte de los relojes de segunda mano vendidos.

Otras marcas rivales más pequeñas, como Vacheron Constantin y Zenith, venden relojes de segunda mano certificados en sus propias tiendas, al igual que marcas independientes como H. Moser & Cie y MB&F. Richemont, propietaria de Vacheron, así como de un conjunto de marcas como Jaeger-LeCoultre, IWC y A. Lange & Sohne, compró al revendedor online Watchfinder en 2018.

En algunos casos, es probable que los distribuidores autorizados vendan relojes de segunda mano certificados a precios más altos que los nuevos ofrecidos al por menor. Modelos como el Rolex Submariner, el Daytona y el GMT suelen venderse a un precio superior al de venta al público, ya que la demanda minorista supera la oferta.

Rolex es la mayor marca de relojes suiza, que produce alrededor de un millón de relojes al año, con unas ventas anuales de unos 8.000 millones de francos suizos (USD 8.500 millones) y una cuota de mercado cercana al 29%, según estimaciones de Morgan Stanley.

(Por Andy Hoffman – Bloomberg)