Se acerca la temporada de gripe: cómo evitar el virus en esta época del año

Foto de Diana Polekhina en Unsplash

 

Desde hace unas semanas, parece que todos los habitantes del hemisferio norte están resfriados. En efecto, los resfriados estacionales están aumentando, y con ellos llega una enfermedad más grave: la gripe estacional y a juzgar por las tendencias del hemisferio sur, la temporada de gripe de este año puede ser más grave que la anterior. Analicemos por qué, si es necesario vacunarse, y cómo prevenir el contagio.

¿Será grave la temporada de gripe este año? 

La temporada de gripe en Europa, Canadá y Estados Unidos se ha adelantado este año. Las hospitalizaciones por gripe están en su punto más alto desde la pandemia de gripe porcina en 2010, y se estima que este año ya se han producido 360 muertes por gripe en EE. UU., además de casi 7000 hospitalizaciones. Aún no estamos cerca del punto más alto de la temporada de gripe, por lo que esto es sin duda un motivo de preocupación.

Los profesionales de la salud del hemisferio norte a menudo observan los datos del hemisferio sur, y este año, Australia ha tenido la peor temporada de gripe de los últimos cinco años, lo que no augura nada bueno para las zonas del norte. Por otro lado, Sudáfrica ha registrado tasas de gripe más comunes, con casos en torno a los niveles prepandémicos.

¿Por qué ha empeorado?

Se espera que la temporada sea peor de lo habitual debido a la ausencia de gripe en los dos últimos años. Gracias a medidas como el uso de mascarillas, el distanciamiento social y los controles fronterizos que se pusieron en marcha debido a la pandemia de COVID-19, la temporada de gripe no existió realmente durante los dos últimos años. Ello significó una escasa inmunidad natural de la población, lo que podría dar lugar a que este año se desencadene a una velocidad alarmante.

¿Existe una vacuna contra la gripe?

En la actualidad existe una vacuna contra la gripe muy segura y relativamente eficaz. Aunque no es tan eficaz como la vacuna contra el COVID, se cree que reduce las posibilidades de contraer la enfermedad entre un 40 y un 60 %. Y, además, la mayoría de las personas que se vacunan y contraen la gripe tienen más probabilidades de sufrir efectos más leves que las que no se han vacunado.

Se trata de una sola inyección y los efectos secundarios suelen ser muy leves, e incluso muchas personas afirman no sentir ningún efecto. En este momento, los gobiernos de todo el hemisferio norte están aconsejando a los ciudadanos que se vacunen si pueden hacerlo. Sin embargo, a diferencia de las vacunas COVID, no todos los ciudadanos de todos los países pueden recibirla de forma gratuita.

Por ejemplo, en el Reino Unido, únicamente las personas que se consideran “en riesgo” de sufrir complicaciones graves a causa de la gripe pueden recibirla en el Servicio Nacional de Salud (NHS), es decir, de forma gratuita. Esto incluye a las personas mayores de 50 años, a las personas con afecciones de salud que podrían hacerlas de mayor riesgo y a las personas que trabajan en entornos donde es más probable que contraigan la gripe, como los hospitales. Sin embargo, cualquier persona en el Reino Unido que quiera vacunarse contra la gripe puede hacerlo pagando entre 15 y 20 libras.

En Estados Unidos, la vacuna contra la gripe suele estar cubierta por los seguros médicos. En algunos países de Europa, la vacuna de la gripe es gratuita para todos, mientras que en otros es necesario pagar.

Es importante prevenir

Incluso con la vacuna, es posible contraer la gripe este año, sin embargo, existen algunas medidas que pueden reducir esta posibilidad.

Evitar espacios muy concurridos

Lo primero que hay que hacer para evitar las afecciones respiratorias es evitar los espacios concurridos como discotecas, bares, conciertos o casinos; en su lugar, existen alternativas en línea como reuniones con amigos por Zoom, conciertos transmitidos por YouTube o los casinos en línea.

Lavarse las manos y usar gel antibacterial

El lavado con agua y jabón y la desinfección con geles antibacteriales son la forma más eficaz de eliminar los gérmenes de la gripe presentes en las manos.

Dieta y vitaminas

Tomar vitaminas durante el invierno fortalece el sistema inmunitario y lo prepara para combatir cualquier virus. El consumo de vitaminas puede hacerse mediante multivitamínicos o comiendo frutas y verduras con regularidad, también es recomendable tomar el sol para aumentar la producción de vitamina D y hacer ejercicio para mantener el cuerpo en buena forma y así reducir la posibilidad de contagio.

Evitar el contacto con personas que presenten síntomas o tengan gripe

Es importante evitar el contacto con personas resfriadas o que presenten síntomas gripales hasta que mejoren. La gripe no es tan contagiosa como el COVID, pero sigue propagándose principalmente a través del contacto cercano.

Es de vital importancia que cualquier persona que presente síntomas de gripe se aísle para evitar la propagación de la enfermedad, y también es importante recordar que estas medidas pueden protegernos del COVID-19, pues aunque hoy en día mueren muchas menos personas por COVID gracias al programa de vacunación, se espera que las tasas aumenten al comenzar el invierno.