Niños del Club Iutenses en Táchira piden al chavismo que le devuelvan su cancha (VIDEO)

Niños del Club Iutenses en Táchira piden al gobierno regional que le devuelvan su cancha

 

Más de 100 niños y adolescentes de, al menos, siete categorías de fútbol campo del equipo Iutenses en el estado Táchira, piden al gobernador Freddy Bernal y al alcalde de San Cristóbal, Silfredo Zambrano, que actúen para que Richard Pérez, rector de la Universidad Politécnica Territorial Agroindustrial del estado Táchira (Uptaiet), les devuelva la cancha la cual les pidió desalojar hace más de un año y medio para hacerle un mejoramiento que, supuestamente, sería en un periodo de seis meses.

Por Luz Dary Depablos / Corresponsalía lapatilla.com





Pero los jóvenes atletas se quedaron esperando, porque el espacio deportivo fue entregado al equipo recién ascendido a la tercera división, Real Frontera Sport Club.

La instalación deportiva, ubicada en la avenida Rotaria de San Cristóbal, fue construida durante el gobierno de Hugo Chávez, para la realización de los juegos nacionales “Andes 2005”. Por estar cerca de las zonas más populares de San Cristóbal, desde ese momento comenzó a ser el espacio para la formación de niños de escasos recursos.

La semana pasada, los representantes de estos niños fueron sorprendidos al enterarse del primer entrenamiento de las categorías menores del equipo Real Frontera, donde ya fue instalada una valla en la entrada a la cancha. Sin embargo, al equipo Iutenses no se les ha informado cuándo volverán a sus entrenamientos.

Yoneiber Rivero, representante de uno de los niños, enfatizó que el convenio entre el rector de la Uptaiet, anteriormente Instituto Universitario del Táchira (IUT), “no se respetó”. Los padres esperaban que los niños volvieran a entrenar allí, pues cada vez resulta más difícil movilizarse semanalmente hacia tres canchas ubicadas en diferentes zonas de San Cristóbal, lo que ha generado deserción de algunos atletas por no contar con los recursos económicos para los traslados.

Igualmente, Wensernao Rincón, padre de dos atletas del equipo Iutenses (uno de sus hijos entrena desde hace más de 17 años), expresó que el rendimiento de los niños no es igual, pues “entrenan en una cancha de cemento (la cancha del barrio Alianza) y luego deben enfrentar a otro equipo en un campo de grama”, a propósito del recién inicio de los juegos regionales de la Asociación Tachirense de Fútbol (ATF).

Un semillero de estrellas

Los niños y adolescentes de esta escuela pertenecen a los barrios La Alianza, Marco Tulio, Genaro Méndez, Rómulo Gallegos, Plaza Venezuela y 23 de Enero, y desde que fueron sacados de la cancha de La Rotaria, deben asistir a entrenamientos en el sector La Alianza, la cancha de Puente Real y la cancha de El Faro, ubicada cerca de la autopista Antonio José de Sucre. En estas dos últimas deben pagar por entrenar en esos espacios, además de los gastos que representan los traslados.

Cabe destacar que las instalaciones de Puente Real son las que tienen el espacio adecuado para entrenar a más de 100 atletas de manera simultánea, y a pesar de lo distante a los barrios donde viven y de las pésimas condiciones en que se encuentra el campo, los encargados de administrar esta cancha ya advirtieron a los representantes del club Iutenses, que deben entregar en poco tiempo, al parecer, porque deben hacer algunas reparaciones.

Esto significa que se quedarían con un espacio menos para cumplir con los respectivos entrenamientos. Aseguran que las instalaciones de La Rotaria cuentan con el espacio adecuado para entrenar a dos equipos, como el de Ureña y el Iutenses.

El representante Yoneiber Rivero expresó que “Arnulfo Muñoz ha sido uno de los mejores entrenadores de atletas de alto rendimiento y destacados en el fútbol regional, nacional e internacional como Radamel Falcao, Yesón Chacón, Cristopher Varela, Tomás Rincón, los hermanos Moreno, Humberto Lara”, por lo que considera “injusto” dejar sin instalaciones a un semillero deportivo tan importante como el Club Iutenses.

Esperan que el gobierno regional y municipal actúen lo más pronto posible a fin de devolver los espacios a estos atletas, tal como se había acordado el día que pidieron que los niños y adolescentes dejaran de asistir a ese espacio para poder realizar las reparaciones.