Dibujante de cómics se suicida en Pensilvania tras ser hostigado en redes: lo acusaban de acoso sexual

Ed Piskor, artista del cómic estadounidense.
CARTOONIST.KAYFABE

 

El dibujante de cómics estadounidense Ed Piskor ha muerto a los 41 años, tal y como informó su familia la tarde del lunes 1 de abril. Aunque no han dado a conocer de forma directa los motivos, el propio Piskor dejó una nota de suicidio en sus redes; no obstante, todos los expertos coinciden en que el suicidio es un fenómeno multicausal por lo que no puede atribuirse a un solo hecho. Hace apenas 10 días dos mujeres, una artista gráfica llamada Molly Dwyer, de ahora 21 años, y una animadora, Molly Wright, le acusaron tanto de tratar de “seducirla”, la primera, como de pedirle sexo oral para ayudarla laboralmente, la segunda. El artista negó de manera vehemente las acusaciones en un largo mensaje de cinco folios que publicó pocas horas antes de morir.

Por El País





Piskor fue conocido por ser el dibujante de la saga de cómics Hip Hop Family Tree, que empezó en 2013 y en la que se repasaba la historia de este género musical en EE UU desde los años setenta; se tradujo a media docena de idiomas y ganó el prestigioso premio Eisner, el más importante en el mundo de las viñetas, en 2015. La última entrega, un recopilatorio de la saga de más de 500 páginas, se publicó en octubre de 2023. Sin embargo, la prolífica vida profesional de Piskor, nacido en Pensilvania, ha quedado opacada estas últimas semanas por sus cuestiones personales y por las acusaciones de acoso.

Una viñeta de un volumen de ‘Hip Hop Family Tree’, una serie de cómics creados por Ed Piskor en los que cuenta la historia del hip-hop. CARTOONIST.KAYFABE

 

El pasado fin de semana del 24 de marzo, Molly Dwyer, una alabada viñetista de Filadelfia de 21 años, llamaba “asqueroso” a Piskor, afirmando que él trató de “seducirla” en 2020, cuando ella apenas tenía 17 años. Dwyer mostraba mensajes suyos, como uno en el que se leía: “¿Tienes 17 o 18 años? Me voy a volver loco si dices que 17 porque esa edad me pone muchísimo”. Dwyer publicó los mensajes —que fueron recogidos esos días por medios especializados en cómic—, en los Stories de su perfil de Instagram, ahora cerrado, que duraron 24 horas. Sus capturas de pantalla eran de mensajes de mayo de 2020, y junto a ellos, la artista afirmaba que no buscaba “una cancelación de Ed Piskor”, porque “muchos compañeros del gremio son conscientes” del comportamiento del dibujante desde hace tiempo, y que ella solo pretendía alertar a otras jóvenes de lo que parecía un patrón, según sus palabras. Dwyer aseguraba que no había “ninguna razón” por la que un hombre de 40 años le pidiera a una chica de 17 “que fuera a visitarle, que comentara sus fotos en uniforme o que le hiciera cumplidos constantes con ciertas implicaciones acerca de ayudarla en su carrera si seguía con él”, y que por ello sentía “la necesidad” de contarlo. “Protejamos a los jóvenes y vulnerables, eso es todo, esa es mi intención”, afirmaba en sus redes.

Pocos días después otra artista, esta vez de Pensilvania, Molly Wright, afirmó en su ahora protegida cuenta de X (antes Twitter) que Piskor le había pedido que le practicara sexo oral a cambio de proporcionarle el número de teléfono de su agente.

Tras esas declaraciones, la exposición que se estaba preparando en Pittsburgh, Pensilvania, sobre la obra de Piskor, fue paralizada. “El fondo cultural de Pittsburgh conoció ayer las acusaciones de mala conducta contra el artista Ed Piskor, cuya obra estaba programada para ser exhibida en 707 Penn Gallery a partir del 6 de abril de 2024?, explicó un portavoz del mismo a un diario local el pasado 25 de marzo. “El fondo se toma las acusaciones muy en serio y ha decidido posponer la exposición indefinidamente”.

Lea más en El País